Relatos de inmigración hondureña

junio 23, 2012 10:41 pm Publicado por Deja tus comentarios

Para esta hondureña, que salio de Honduras con rumbo a Estados Unidos y que prefirió no dar a conocer su nombre lo importante es, que aunque llegues a un pais ilegal hay que hacer las cosas bien para que te reconozcan como persona y poner muy en alto el nombre de tu patria.

Por tal razón ella nos escribió estas palabras que estamos seguros salieron con mucha nostalgia y sinceridad desde el fondo de su corazón pero feliz y orgullosa de llevar en sus venas la sangre Catracha, su historia se suma a muchos relatos de inmigración hondureña que a diario son contados.

Que significa estar lejos de mi tierra Honduras?

Definitivamente de mi querida Honduras extraño “todo” Honduras es como una mujer hermosa y cautivante, aunque lo que más extraño es la gente que uno ama, la familia, los amigos, los buenos vecinos, la ciudad que nos vio nacer y vivir, etc. Una ciudad que mientras viví en ella no me detuve a contemplarla tanto como lo hago ahora que voy de vacaciones y es cuando comprendo cuanto amo mi amada Ceiba.

El diario vivir en ella me hizo olvidar la sensación de disfrutarla y ahora cada vez que regreso a esa bella tierra me emociona mucho ver que todavía hay esperanzas y sueños, alegría, bondad, gente cálida, sencilla, honesta, trabajadora, humilde gente que anhela cambios positivos que borren todo el sufrimiento vivido. La ciudad se ve tan bella que cualquiera pensaría que no ha sufrido, que no se dan todas las cosas negativas que realmente pasan y afectan la vida de los demás y la imagen de nuestro país frente al resto del mundo.

El tiempo vuela y sé que como yo todos los que emigramos a vivir a otro país pagamos un precio muy alto, no es fácil el proceso de adaptación pero tampoco imposible, se que todos recordamos nuestra tierra con nostalgia y melancolía pues en la distancia añoramos más todas esas cosas que antes nos aburrian.

Ver flamear la Bandera Nacional de Honduras o escuchar las notas del Himno Nacional son esos momentos que quizas poco nos inspiraba algun sentimiento y ahora al estar lejos nos hacen temblar de orgullo y emoción, una emoción inexplicable y es cuando los recuerdos y las añoranzas de las vivencias, los lugares, la comida, la familia , hasta el olor de la tierra, todo lo que representa nuestra cultura , los amigos de la infancia y adolescencia se viven más.

Viví tiempos muy bonitos en mi amada ciudad de La Ceiba, Honduras, y la extraño a pesar de que mi proceso migratorio fue fácil y vivo legal en Los Estados Unidos, lo que considero una bendición porque me ha permitido crecer y aprender lo mejor de los dos paises y cada vez que me preguntan de donde soy con orgullo puedo responder que soy Hondureña, de La Ceiba.

La Ceiba, Honduras

Con mucha satisfacción muestro todo lo mejor de nuestro país y lo que nuestra gente es capaz de hacer es un orgullo en verdad, que podamos con nuestra vida y buenos actos reflejar en otro país lo mejor de nosotros y poner en alto el nombre de nuestro país y borrar para siempre la imagen negativa que muchos tienen de él, con nuestros buenos actos lo lograremos porque todos somos Honduras sin importar donde estemos.

Estoy Orgullosa de mis raíces, de todo lo que representa ser Hondureña, orgullosa de nuestra rica cultura, tantas cosas que intento día a día heredar a mi hija nacida en este país, de forma que siempre recuerde su herencia hispana pues si sabe de dónde viene ella siempre tendrá un lugar donde regresar.

Muchos salen del país buscando cambiar la suerte, pero somos los dueños de nuestros destinos y nuestras decisiones y actos se reflejarán nuestra vida dependiendo si fueron buenas o malas. No importa en donde estemos, simplemente hay que trabajar duro, tomar retos y tomar desiciones y mejorar cada día para que podamos estar orgullosos de lo que hacemos y de donde somos.

Sé que no todas las historias de emigración son iguales, he visto muchas tristes desde el inicio pero tengo la convicción que no importa cuántas veces nos caemos sino la forma en que nos levantamos, eso es lo que nos define como personas, el aprender de las experiencias negativas para no repetirlas. Les digo a todos los que deseen emigrar que deben estar concientes de todo lo que dejarán y todo lo que deben enfrentar en su camino hasta el lugar donde desean llegar, infórmense, no tomen desiciones apresuradas y sean fuertes en todos los sentidos.

A todos los que aún viven en Honduras disfrútenla mucho para que puedan representar nuestro país con lo mejor que tienen.  Todos los Hondureños que vivimos lejos de nuestra tierra confiamos cada día que Honduras sea bendecida y que Dios guarde a cada uno de sus habitantes donde estén.

Deja un comentario

Tu direccion de correo electronico no sera publicada.
Los campos necesarios estan marcados *

*
*