Municipio de Morolica Choluteca

agosto 2, 2017 6:56 pm Publicado por Deja tus comentarios

Morolica es un apacible y pintoresco Municipio que pertenece al departamento de Choluteca.

Se ubica al Nororiente del departamento, rodeado de verdes montañas y de los imponentes cerros; Suncucuire, San Nicolas y el calabozo, al Norte del caudaloso Rio Choluteca.

Su clima, al igual que en todo el departamento de Choluteca es muy caluroso y soleado durante casi todo el año,  con temperaturas que van desde los 27º y 34º grados en invierno y entre 28º y 40º grados en verano. Se puede decir que es el departamento con las temperaturas más altas de Honduras.

El Municipio de Morolica tiene una extensión territorial de 281.3 km2 y en él habitan aproximadamente unas 6,000 personas. Su división política consta de 6 aldeas (Morolica, Agualcaguaire, La Enea, San Marquitos, Cerco de Piedra y El Potrero) y 204 caseríos. Su código administrativo es 0608.

Limites: Al Norte: Con el Municipio de San Antonio de Flores (El Paraiso), Al Sur: Con el Municipio de San Marcos de Colón, Al Este: Con el Municipio de Duyure y al Oeste: Con el Municipio de Apacilagua (Choluteca) y Vado Ancho y Liure (El Paraiso).

Actividad Económica: Sus habitantes se dedican a la agricultura con cultivos de: maíz, maicillo, sorgo forrajero, verduras, frutas y tubérculos, pero el maicillo es el principal cultivo de Morolica y de todo el departamento. También se dedican a la ganadería y al comercio.

Historia de Morolica Choluteca

La historia del Municipio de Morolica esta marcada por dos eventos trágicos, uno de índole natural como lo fue el paso del huracán Mitch y el conflicto armado entre Honduras y El Salvador en 1969.

Según sus habitantes, Morolica fue fundado en 1823 por dos familias grandes que habitaron la zona; Los Moros y los Licas. Estas dos familias eran descendientes de los Chorotegas, en la margen izquierda del río habitaba la familia Moro y en la derecha los Licas.

Eran familias adineradas con mucha influencia y estaban en disputa sobre el nombre que ponerle al poblado. Luego de un tiempo llegaron a un acuerdo de unir los apellidos de ambas familias y así se formo el nombre de “Morolica”.

En 1843, en el Gobierno del Presidente Francisco Ferrera Morolica obtuvo el titulo de Municipio. En el anuario estadístico del Presbítero Ramón A. Vallejo de 1889, aparece que Morolica fue fundada en 1824.

La tragedia de Morolica

Se puede decir que la historia de Morolica fue partida en dos; la primera parte fue borrada por las embrabecidas aguas del Rio Choluteca y el Rio Texiguat durante el paso del huracán Mitch en 1998, fecha en que el municipio tenía 155 años de antiguedad. La segunda parte de su historia nace con la fundación del nuevo poblado.

Fachada iglesia del viejo Morolica

La tarde del 28 de Octubre de 1998, los vecinos de Morolica comenzaron a notar que las aguas del Rio Choluteca comenzaron a crecer descomunalmente. En horas de la noche el río se desbordó y sus aguas comenzaron a inundar el pueblo entrando por todas las calles y lugares bajos y comenzaron a desalojar la comunidad.

Para salvarse se subieron a los cerros aledaños y desde arriba lo único que pudieron ver es como el fluido eléctrico comenzó a fallar hasta que las luces se apagaron completamente. En medio de la conmoción se escuchaban gritos de auxilio de los miembros de las únicas dos familias que no pudieron escapar de la inundación, y aunque quisieron ayudarlos no pudieron por la falta de visibilidad y la fuerte lluvia.

Los fallecidos fueron: Marcial Lopez, su esposa Patricia Rodriguez, sus 6 hijos de edades entre los 4 y 11 años y un familiar. En la otra casa estaban Don Hipolito Rodriguez y su esposa Juana Palma con un hijo de 41 años, lo que da un total de 12 personas muertas.

Al amanecer del 29 de Octubre de 1998, los habitantes observaron con asombro y tristeza que el pueblo completo había desaparecido.

Movido por el amor a su pueblo, el Alcalde Municipal de esa época el Sr. Ramón Espinal viajó a pie junto a su Padre hasta Tegucigalpa para comunicar a las autoridades que Morolica había sido destruida y a solicitar ayuda para los pobladores.

Salió el sábado 30 octubre y llegó a Tegucigalpa la noche del domingo 31 de octubre. El Lunes 1 de Noviembre el Alcalde dio a conocer por todos los medios posibles lo sucedido en Morolica y solicitó ayuda para su comunidad. La respuesta de ayuda fue inmediata y muchas organizaciones llevaron alimentos y construyeron albergues para los habitantes de la destruida Morolica, mientras se planificaba la construcción de un nuevo poblado en un sitio más seguro.

La reconstrucción de Morolica

El Municipio de Morolica fue reconstruido 4 kilómetros al Norte del antiguo poblado, paradójicamente cerca del caudaloso Rio Texiguat que es afluente del Rio Choluteca. La Alcaldía Municipal con el apoyo de organismos nacionales e internacionales diseñaron un plan de reconstrucción del pueblo, trabajo al que se sumaron los antiguos pobladores de Morolica.

Municipio Nueva Morolica Choluteca

Durante años se apoyó a los habitantes del antiguo Morolica para que pudieran reconstruir el poblado. Se construyeron casas y se instalaron los servicios básicos para que pudieran vivir dignamente.

El 17 de Marzo del 2001 se fundó el nuevo poblado con el nombre de “Nueva Morolica” 3 años después de haber sido destruida por la inundación. Se puede decir entonces que es el Municipio más joven de los 298 que tiene Honduras, pues a la fecha cuenta con 16 años de fundación. Si no hubiera sido destruida en 1998 Morolica tuviera 174 años de antigüedad.

El Casco urbano de la Nueva Morolica supera en mucho al viejo, por todos lados se ve su buena infraestructura, posee calles pavimentadas, alcantarillado sanitario, energía eléctrica, agua potable, centros de salud y educativos. También tiene una bonita Iglesia Católica, Alcaldía Municipal y parque central.

Su principal sitio turístico es el Rio Choluteca, el mismo que destruyó el antiguo poblado, en este sector se ubica el “Cañón” una parte del rio con corriente lenta y tranquila, favorita para diversión y pesca.

Donde estaba situada la antigua Morolica ahora solo hay extensos pastizales y entre el verde follaje aún se pueden observar algunos vestigios de las viejas construcciones que con el paso del tiempo van quedando sepultadas. En contraste con la desolación que impera en el lugar, se levanta imponente la fachada principal de la Iglesia Católica, la única edificación que quedó en pie después de la tragedia, como fiel testigo de la antigua ubicación del poblado.

Aunque los habitantes de la Nueva Morolica han recomenzado sus vidas en un sitio mejor, los ancianos viven atados sentimentalmente al viejo poblado donde muchos nacieron y crecieron. El cambio para muchos fue muy dramático y difícil de asimilar, algunos regresan con nostalgia al sitio de las ruinas de la vieja comunidad a recordar los años felices que vivieron en ese lugar, recuerdos que la tragedia no pudo arrancar de su mente ni mucho menos de  su corazón. Algunos ancianos murieron de “tristeza” pues no pudieron reponerse de la tragedia de haber visto desaparecer su terruño querido.

Deja un comentario

Tu direccion de correo electronico no sera publicada.
Los campos necesarios estan marcados *

*
*