Leyenda de El Picudo

abril 17, 2018 12:25 pm Publicado por Deja tus comentarios

El Picudo es el nombre de una antigua leyenda en Honduras que narra los hechos de un extraño y terrorífico ser que se alimenta de la sangre de otros animales y también de sangre humana.

Se dice que El Picudo vive especialmente en las zonas rurales de Honduras y que tiene el cuerpo de un perro pero su cabeza es parecida a la de un cerdo y tiene una troma delgada y larga que usa para chupar la sangre de sus víctimas sin que éstos se den cuenta.

En realidad El Picudo es catalogado como un animal “Criptido” o sea, un animal desconocido para la ciencia. Pero tomado en cuenta por formar parte del folclore y mitología del país.

Leyenda de El Picudo

Cuenta la leyenda que El Picudo aprovecha las noches oscuras para ingresar a las casas donde las personas por descuido dejan los portones y puertas abiertas.

Leyenda de El Picudo

Entra sigilosamente hasta la cama donde duermen las personas y las rocía con un liquido sedante que sale de su trompa, de esta manera les succiona la sangre a través de la boca sin que las víctimas se den cuenta.

Se dice que El Picudo se le aparecía a los soldados en el antiguo Cuartel Militar de Texiguat. Hasta la fecha todavía hay muchas personas de la ciudad que recuerdan los relatos que describían las apariciones de la misteriosa criatura que le chupaba la sangre a los soldados mientras dormían.

“Entró al cuartel donde estaban los soldados durmiendo; les metía su largo pico por la boca y les chupaba la sangre sin que los pobres hombres llegaran a despertarse. Los que sobrevivieron al día siguiente amanecieron débiles, con ojeras y sin poder decir ni una sola palabra cayeron muertos. Aseguró Don Juan Avellano Díaz, originario de Trujillo que vivió durante muchos años en Texiguat.

Don Juan también aseguraba que su Padre había visto al Picudo en el cuartel y que le disparó tratando de matarlo, sin embargo cuando lo hizo apareció otro animal más grande que el primero y no pudo hacer nada. Despertó inmediatamente a los soldados para capturarlo pero ya era demasiado tarde; los picudos se habían escapado.

Las ciudadanas Karen Ramos y Melissa Valenzuela aseguraron que la última vez que el Picudo se apareció fue en 1937 en vísperas de Semana Santa. Cuando el animal aparecía los hombres siempre le disparaban pero nunca lograron matarlo.

Unos soldados creyendo que era un ente diabolico curaron “bendijeron” las balas y cuando le disparaon al animal lograron herirlo, siguieron el rastro de sangre que iba dejando el picudo y descubrieron que iba directo hacia la poza de Barraituca hacia donde se tiró el animal.

Por su forma de matar a sus víctimas, el picudo se compara con el chupacabras actual. Cabe recordar que en el año 2015, los pobladores del departamento de Olancho estuvieron atemorizados por mucho tiempo porque docenas de vacas y otros animales de granja fueron encontrados muertos y sin una gota de sangre, como si algún animal se la hubiera succionado toda. En el 2013 sucedió algo similar en Comayagua donde murieron 42 ovejas.

Lamentablemente en Honduras estos extraños sucesos se quedan en el misterio pues nadie investiga lo sucedido. Muchos creen que el Picudo ha vuelto, otros en cambio piensan que es obra del Chupacabras o de los extraterrestres.

Deja un comentario

Tu direccion de correo electronico no sera publicada.
Los campos necesarios estan marcados *

*
*