Las Alfombras de Comayagua

septiembre 6, 2017 6:13 pm Publicado por Deja tus comentarios

Las Alfombras de Comayagua son una importante tradición religiosa que se realiza en esa bella ciudad colonial de Honduras hace 54 años.

Se trata de la elaboración de alfombras de aserrín donde se representan pasajes o personajes bíblicos y sirven para decorar las calles de Comayagua, por donde pasan las procesiones de la Semana Santa, especialmente el Vía Crucis y el Santo entierro de el Viernes Santo.

Las calles que se cubren con los alegres colores de las alfombras religiosas son la calle de la Iglesia San Francisco, la caxa Real, la Casa de la Cultura y la calle de la Iglesia de la Caridad hasta llegar a la Catedral de La Inmaculada Concepción.

La tradición de elaboración de alfombras religiosas se ha extendido a otras ciudades del país como Tegucigalpa, Santa Barbara, Danlí, Copán Ruinas y Gracias. También son muy famosas a nivel internacional y cada año miles de turistas nacionales y extranjeros visitan la ciudad para disfrutar de ellas.

Por su belleza y su importancia religiosa e histórica, las Alfombras de Comayagua ocupan el puesto número 13 en la lista de las 30 Maravillas de Honduras.

Historia de Las Alfombras de Comayagua

La tradición de la elaboración de las alfombras de Comayagua nació hace 54 años, específicamente en 1963, por iniciativa de la distinguida dama Comayaguense Doña Miriam Mejía de Zapata.

Alfombras de Comayagua Honduras

En esa fecha, llena de gran estusiasmo, Doña Miriam elaboró cuidadosamente la primera alfombra de aserrín, sin darse cuenta que era el comienzo de una importante tradición religiosa de la ciudad y del país entero.

Doña Miriam elaboró la primera alfombra de aserrín en el atrio de la Catedral Inmaculada Concepción para recibir con júbilo y celebrar el nombramiento del Primer Obispo de Comayagua, Monseñor Bernardino N. Mazarella, de origen Italiano a la Diócesis de Comayagua.

Fue un momento muy especial y feliz para la feligresía católica, pues hacía mas de 100 años que no se tenía un líder religioso en la ciudad, por eso fue recibido con todos los honores.

Desde entonces, la familia Zapata dirigidos por Doña Miriam continuó año con año elaborando las hermosas alfombras de aserrín para la celebración del Viernes Santo en la ciudad. Las alfombras eran hechas frenete a la casa de Doña Miriam y en la realización de los diseños participaban todos los miembros de su familia quienes con esmero trataban de dar lo mejor cada año.

Cabe recordar que en esa fecha las calles no estaban pavimentadas, así que para realizar las alfombras primero se debía emparejar el terreno, y aunque era mucho trabajo cada vez fueron más las familias que se unieron a la tradición hasta la actualidad que las afombras son una de las principales atracciones de Comayagua durante la celebración de La Semana Santa y un símbolo de la ciudad.

Materiales para elaborar las Alfombras de Comayagua

En un principio, para elaborar las alfombras de Comayagua se utilizaba cordoncillo, cabuya o lazos de colores para ir delineando las imagenes y para rellenarlas usaban aserrín de colores.

Esas técnicas quedaron atrás, ahora se utilizan patrones o moldes de cartón o madera que tienen la forma de las figuras que se desean representar en las alfombras, aunque el aserrín se sigue usando.

Para realizar el diseño completo de las alfombras de Comayagua se utiliza: Aserrín teñido en varios colores para darle alegría, vistosidad y belleza a las alfombras, también se utilizan otros elementos como flores y semillas.

Por esta bella tradición religiosa, Comayagua es un sitio muy visitado durante la celebración de la Semana Santa, hasta la ciudad colonial llegan cientos de turistas nacionales y extranjeros para disfrutar de la belleza, el colorido, la originalidad y el arte religioso representado en cada una de las alfombras de Comayagua.

Donde nace la tradición de las Alfombras?

En la biblia se habla del hecho que, cuando Jesús entró en Jerusalen la gente estaba tan feliz de recibirlo que colocaron palmas y ramas de algunos árboles a lo largo del camino por donde él pasaría.

Aunque las palmas sobre el piso estan lejos de ser una alfombra, y menos una de aserrín como las de Comayagua, se cree que de allí nació la primera idea de su elaboración.

Las primeras alfombras religiosas fueron elaboradas en el siglo VII en Tenerife, España y eran hechas a base de arena de colores y flores, técnica y tradición que hasta la fecha se mantiene en aquella región.

Aproximadamente en la misma fecha, en America se diseñaban alfombras para recibir a los reyes altas personalidades de la sociedad. Se cree que cuando los Conquistadores españoles llegaron a America fusionaron ambas tradiciones y que fueron los Tlaxcaltecas, indígenas del Sur de Mexico los Tz’utujiles de la hermana República de Guatemala los primeros pobladores de America en poner en práctica esta tradición.

No obstante, fue en Guatemala donde la tradición de las alfombras ganó mas popularidad y de allí la práctica se extendió a los hermanos países centroamericanos. En Honduras, la tradición comenzó en Comayagua, tal y como lo hemos descrito en este artículo.

Las alfombras de Comayagua, un orgullo de los Comayaguenses y una de las 30 Maravillas de Honduras.

Deja un comentario

Tu direccion de correo electronico no sera publicada.
Los campos necesarios estan marcados *

*
*