El Cerro San Juanillo Leyenda

septiembre 28, 2015 4:43 pm Publicado por 12 Comentarios

El Cerro San Juanillo, es una leyenda que nace en la tranquila comunidad de Jesus de Otoro, perteneciente al departamento de Intibuca.

Desde este pintoresco pueblito, en días despejados se puede apreciar el misterioso Cerro San Juanillo con su peculiar forma puntiaguda, coronando la imponente Sierra de Montecillos.

Para los pobladores de Jesus de Otoro el Cerro San Juanillo es un simbolo de la comunidad porque este se muestra imponente frente a sus ojos, su belleza es innegable, pero su especial belleza tambien transmite sentimientos enigmáticos o de temor en los habitantes.

Los Misterios del Cerro San Juanillo

Todo comienza en la tranquilidad de los caseríos La Danta y Piedras Gordas que están ubicados al pie del Cerro San Juanillo, donde sus habitantes se dedican a la agricultura pero viven temerosos del cerro.

Todos trabajan en las tierras bajas del cerro y nadie se atreve a penetrar su espesa vegetación de día, y mucho menos de noche porque se dice que todo aquel que lo ha intentado jamas ha regresado, es decir que desaparecen misteriosamente como si la montaña se los tragara.

Cerro San Juanillo Leyenda Jesús de Otoro

Esto ha dado lugar a una gran cantidad de especulaciones entre los pobladores que han presenciado los desaparecimientos, sin embargo no han sido capaces de descubrir el misterio y solo se limitan a advertir a todos los aventureros que desean explorar las escarpadas laderas del Cerro que desistan de sus intenciones porque algo malo les puede suceder.

Se dice que, poco después del anochecer desde la cima del Cerro San Juanillo se escucha el canto de un gallo y en ocasiones el repique de campanas.

hasta la fecha, la historia mas sorprendente que se cuenta del cerro San Juanillo es la de Juan Hernandez, hoy un campesino mayor, padre de 8 hijos. Hace mas de 30 años atrás, cuando Juan era apenas un pequeño niño que habitaba en La Danta, caminaba hacia el pueblo y en vez de tomar el camino correcto comenzó a subir el cerro por un camino que parecía interminable.

Luego de caminar por horas y ya cansado llegó a un espectacular paraje lleno de arboles frutales y exóticas flores que lucían radiantes por la claridad que brindaba el cielo despejado de nubes. El niño relató que el ambiente en aquel lugar era casi mágico, lleno de paz y felicidad. Al llegar la noche el sitio no perdió su belleza , delicadamente iluminado por la luna. Se refugio bajo un árbol y allí permaneció hasta que el sueño lo domino, al despertar estaba a la orilla del camino real. Todo parecía un bello sueño, una fantasía tan bella que asegura que hubiera querido quedarse por allí por siempre.

También se cuenta que, en una ocasión llegaron a Jesus de Otoro 2 hombres procedentes de Comayagua con la intención de escalar el famoso Cerro San Juanillo, a pesar de las advertencias. Sin embargo no lograron su objetivo pues sus cadáveres fueron encontrados entre la maleza 3 días después de iniciado el recorrido.

Otro suceso jamas olvidado por los Otoreños es el caso de un Norteamericano que llego una fresca mañana a la comunidad, llevaba todos los implementos necesarios para la exploración del Cerro, desde botas, cantimplora, sombrero, mochila, etc.

Para su recorrido busco la ayuda de un guía del lugar y juntos, en una mañana soleada iniciaron su aventura por el Cerro San Juanillo… Todos presintieron que aquel viaje terminaría mal, y en efecto así fue. El guía apareció muy débil, casi a punto de morir de hambre y sed en una zona casi impenetrable de la montaña denominada “El Palmar” y al Gringo lo encontraron muerto 15 días después a la orilla del camino real, su cuerpo estaba en buen estado y fue retirado del lugar por miembros de La Misión Americana.

No se sabe lo que sucedió, aunque se hicieron las investigaciones pertinentes porque ellos consideraron absurdas las explicaciones brindadas por el guía que acompaño al Norteamericano; al interrogarlo este expresó que llegaron a un lugar del bosque lleno de arboles frutales y flores bellas de colores y formas jamas antes vistas por el, también habían gran cantidad de aves de bellos cantos.

El guía aseguro que el Gringo al ver la enorme belleza del sitio, se entusiasmo tanto que quiso seguir adelante, pero que el sintió miedo de avanzar y decidió regresar. Esto es lo que aseguro en su momento el hombre que acompaño al Norteamericano en la exploración del Cerro San Juanillo, sin embargo nada de esto pudo ser comprobado y el caso se quedo en el misterio también.

Así como estas hay muchas historias que se cuentan en Jesus de Otoro, sobre el misterio que rodea al Cerro San Juanillo y las desgracias ocurridas a todo aquel que se atreve a escalarlo.

El Cerro San Juanillo esta en Jesus de Otoro y se muestra imponente, bello y con aparente tranquilidad a todos, sin embargo se dice que por los menos los pobladores de las legendarias comunidades que lo rodean no se atreven a explorarlo y advierten de los peligros a todos los intrépidos forasteros que desean hacerlo.

Mentira o realidad? No lo sabemos. Pero siempre que llegamos a un lugar desconocido, con la intención de explorar algún sitio es mejor tomar en cuenta las recomendaciones de los expertos y en todo caso de los habitantes de la comunidad ya que ellos conocen mejor que nadie todo lo que pasa.

12 comentarios

  • Luis Pineda

    Si es cierto Edgar Naun Hernández si viajas de siguatepeque hacia comayagua cuando estas por llegar al peaje si ves detenidamente hacia el sur occidente se logra ver el pico del cerro San juanillo como una punta de lanza

  • el pvto amo

    grasias por la leyenda me ayudo mucho mon mi tarea

  • el pvto amo

    muchas grasias weones me ayudo mucho con mi tarea muchas gracias saludos desde tegusigalpa

  • el pvto amo

    omaiga me encanto mucho i me aiudo con un momo muchias gracias wones salu2 desde tegus

  • OSCAR NAHUM ALVARADO RIVERA

    Amigo excelente su aportación informativa!!
    Alguna manera de poder contactarse con ud para poder hacer alguna expedición?
    Soy de San Pedro Sula pero tengo mucha familia en Jesús de Otoro! Podriamos organizar un buen grupo de amigos para subir el cerro y acampar!
    Saludos y Bendiciones…

    • Hola nosotros solo escribimos sobre Honduras, no realizamos excursiones.

      • Oscar Alvarado

        Es correcto! Solo que en realidad me dirigía a Edgar Naun Hernández no a ustedes! Pero muchas gracias por la aclaración! Saludos muy buena pagina

        • Cuentas claras, amistades largas. Buena suerte.!

        • Edgar Naun Hernandez

          Mi estimado Oscar Alvarado despues de mucho tiempo entro de nuevo a esta pagina y veo su comentario. San juanillo sigue imponente esperando siempre, por si aun le interesa. Tengo mi facebook como Edgar Hernandez, por si desea contactarme. En verano es la mejor epoca para viajar saludos.

          • Oscar Nahun Alvarado

            Edgar alguna otra forma de encontrarlo por Facebook? Me salen muchos con su nombre o quizá por WhatsApp!!

  • Edgar Naun Hernandez

    En primer lugar quiero decir que soy una persona que vive en la aldea de El Campanario 2, digamos `postrado a los pies del cerro san juanillo, por decirlo así. La mayoría de lo que en esta historia se relata es verídico, con ciertos errores de información y de ubicación por quien la escribió. Por ejemplo: el cerro que se ve desde el pueblo de Jesús de Otoro es el cerro de El Campanario, que es donde en cierto mes del año se escuchan repiques de campanas y el canto del gallo, por eso el nombre de la aldea; que significa “Lugar donde suenan las campanas”. Por otro lado, la aldea de Piedras Gordas no se encuentra al pie del cerro, si no que es la comunidad de San Juanillo que lleva el mismo nombre que la montaña, que se ubica en la cierra montesillos.

    Hacer un viaje a este lugar es una experiencia maravillosa, según subes las colinas, podrás observar lo maravilloso de la creación de Dios, y podrás tener una vista panorámica de 360ª, sencillamente es espectacular. Según se sube por ese pequeño y muy angosto camino que los lugareños han trazado, se puede ver poco a poco, todo a su alrededor se va volviendo pequeño y muy abajo se va quedando, mientras que el aire mas puro sopla con mas fuerza y el cambio de temperatura cambia, debido a la altitud. Estando en la copa del cerro, se pueden ver las ciudades de Comayagua y Siguatepeque. Es muy hermosa la experiencia. Sientes la adrenalina a tope y por un momento piensas que el divino redentor puso el mundo a tus pies, así de bello es el Cerro de San Juanillo. Se cuentan muchas historias fascinantes y ciertas. Pero aya esta, siempre majestuoso y misterioso.

  • adrian claros

    el guía le decían chico maitun, también lo relata jorge montenegro

Deja un comentario

Tu direccion de correo electronico no sera publicada.
Los campos necesarios estan marcados *

*
*